5 ideas para utilizar el email de forma efectiva…

…y la estrategia más simple de la historia del marketing para vender más en internet sin decir mentiras.

Si alguna vez te has encontrado con alguna dificultad a la hora de transmitir tus ideas para vender tu producto o servicio en internet, y no sabes encontrar el punto exacto entre no parecer un vendehúmos (lo cual es sumamente fácil hoy en día) y llamar la atención para que te lean, en este post te voy a dar algunas ideas sencillas y efectivas para hacerlo.

Pero antes, permíteme que me presente y te diga qué hago aquí.

Mi nombre es Iván Orange y soy redactor publicitario.

No me dedico a salvar negocios, dar fórmulas mágicas, hacer que ganes dinero sin esfuerzo y en piloto automático ni a que cumplas tus sueños rodeado de arcoíris y unicornios…

A lo que sí me dedico es a escribir textos
para que la gente lea y compre.

Más especialmente en cartas de venta y emails.

Así de simple.

Y mira, lo creas o no, en el mercado online hispano es tremendamente fácil y complicado al mismo tiempo vender.

¿Sabes por qué?

Porque todo el mundo está haciendo exactamente lo mismo.

Existe lo que yo llamo el circo gurú, que es el tinglado que tienen montado varias personas influyentes en su sector, que están más interesadas en meter billetes en sus cuentas bancarias que en enseñar a la gente a valerse por sí misma para vender.

Hay formaciones de todo tipo ahí fuera. Y la gran mayoría no sirve absolutamente de nada.

Solo para que siempre dependas de alguien. No te darán las herramientas que realmente funcionan porque a menudo no las conocen.
O bien ya las tienes, y lo que necesitas es descubrirlas.
Y añadirles el punto clave: la estrategia.

Entonces mucha gente sufre y se estresa porque tiene 400 millones de “secretos para vender” pero ninguno parece funcionarle.

Por otro lado, esto hace que vender sea muy fácil, si cumples con los 2 requisitos principales:

  1. Saber hacerlo bien
  2. Diferenciarte saliendo de la monotonía y el ruido

Mira, una vez leí una frase en un buen libro sobre marca personal, que se llama Brand Barbarian. La frase no era del autor, y me encantaría saber quién la dijo, pero no lo recuerdo. En todo caso, esto no es importante.

Lo que cuenta es que dijo esto sobre cuál era la forma más efectiva de hacer marketing.

(Parafraseando):

“Mira a tu alrededor y observa qué hace la mayoría.
Si haces drásticamente lo contrario, no volverás a cometer un error en tu vida”.

Creo que esa frase encierra demasiada sabiduría como para tomársela a broma.

Por lo tanto, la primera recomendación que quiero hacerte es que veas todo con absoluta precaución y escepticismo.

Sí, a mí también, por supuesto.

Dicho esto, te cuento la razón por la que escribo (con mucho gusto) aquí.

Juanjo y yo nos conocimos hace relativamente poco y charlamos un buen rato por videollamada. Yo tenía previamente la idea de aparecer en su podcast, pero me contó que había decidido convertirlo en un monopolio.

O lo que es lo mismo, que en el nuevo formato no hacía entrevistas, jaja.

En la conversación hablamos sobre negocios online.

Él me contó sus ideas y yo las mías sobre cómo utilizo el email marketing a diario para vender diciendo lo que me da literalmente la gana.

Algo que me funciona genial tanto con mi negocio como con los de mis clientes.

Y como es tan buena gente y andaluz como yo, me invitó a escribir en su blog. Y aquí estoy.

Por si todavía no había quedado claro…

yo no vengo a darte ninguna fórmula milagrosa para vender, solo te voy a mostrar un sistema que funciona y es más simple que el mecanismo de un chupete.

Así que lo primero de todo es explicarte por qué creo que el email es lo que mejor funciona para vender.

Bueno, sencillamente, porque es lo más fácil, directo y rentable.

Las personas miramos la bandeja de entrada varias veces al día. Pero sucede lo mismo que con el resto de plataformas online: que se hace un uso horroroso de ellas.
Casi todos los emails de venta se consideran spam.
Son ignorados y eliminados sin piedad.

Y esto es porque:

  1. Parecen folletos publicitarios desde que los abres
  2. Se centran en vender
  3. No aportan absolutamente nada al lector
  4. No entretienen, aburren

Si te fijas bien, estos factores se repiten una y otra vez en los emails que recibes con asuntos del tipo “última oportunidad para…”, “descuento del 20% en…”.

En fin, ya me entiendes.

Haciendo esto, lo más probable es que ningún email te funcione. Y mucho menos si lo tienes dentro de una automatización o un embudo de ventas.

Ahora, yendo al núcleo del asunto.

Qué hacer para conseguir que tus suscriptores estén deseando recibir tus emails y solo quieran leerte y comprarte a ti.

Bien, lo primero que quiero que sepas es que estas son ideas y conceptos que no te van a traer el dinero de la noche a la mañana, ni harán el trabajo por ti.

Requieren de mucha constancia y dedicación en la práctica para sacar provecho.

1) Nunca utilices un email para “vender”

Venga, la primera en la cara.

Sé que suena contradictorio, pero me explico. Lo pongo entre comillas porque lo que el lector jamás debe percibir con tu email es que le estás vendiendo.

Esto significa que no puede haber lo que se llama un discurso de venta.

Nada de palabras marketeras. Despiertan la alerta en el cerebro del posible cliente y lo avisan de que quieren venderle algo.
Y eso genera un rechazo inmediato.

La venta debe estar siempre presente en tus emails, sí (pero de fondo, como actor secundario. Más abajo te detallo esto).

Todo el esfuerzo y el trabajo de venta pura y dura debe encontrarse en la página de ventas, que para eso está. Los emails son una oportunidad fantástica para sacar al lector de su cotidianidad, sus preocupaciones, problemas, o aburrimiento.

Y esto me lleva al siguiente punto:

2) Lo que la gente quiere leer en un email

Como te decía, a la gente le encanta “escapar” un rato de su realidad.

Esa es la razón por la que vemos televisión, Netflix, leemos o nos distraemos con cualquier otra cosa.

Aquí no es distinto.

Entonces, el formato que mejor funciona para escribir un email…

Es la combinación entre información y entretenimiento.

Si haces que una persona se entretenga leyendo tus correos, no solo conseguirás esto que te decía arriba. También lograrás atraerla hacia ti como cuando colocas dos imanes con los polos opuestos.

Harás que se sienta identificada con muchas de las cosas que cuentes, lo cual fomenta enormemente la interacción.

Me ha pasado muchas veces que algunas personas responden a ciertos emails abriendo su lado más personal. Como si lo hicieran con un familiar o un amigo, incluso en ocasiones se emocionan. Esto es algo increíblemente poderoso para que un negocio venda.

Ahora, déjame aclararte un par de cosas sobre esto.

La primera es que la parte de información no debe ser muy intensa, muy hardcore.

Como se suele decir, diles el “qué” pero no el “cómo”.

Fíjate en cómo casi todo el mundo difunde su contenido de “valor”.
Y haz exactamente lo opuesto.

Vale, y ¿cómo hago para aportar valor sin profundizar demasiado y entreteniendo?

Pues es lo más fácil del mundo. Utiliza todo lo que te sucede en tu vida.

No desde la perspectiva del cotilleo, sino de las historias.

Todas las personas nos sentimos inevitablemente atraídas por las historias.

Esto es así desde que inventamos el lenguaje y pintábamos en cuevas.

Y cualquier anécdota, historia o situación curiosa que suceda en tu día a día puede ser un tema perfecto para escribir un email.

El “secreto” está en saber escribirla de manera que sea interesante, sin enrollarte demasiado, y (este es el quid de la cuestión) sabiéndolas enlazar con lo que sea que vendas.

Avanzamos a la siguiente idea.

3) Hazlos feos, hazlos simples

En la venta online, está comprobado que mientras más feo, más ventas.

Un texto feo no significa que sea antiestético o descuidado. Solo que no lleva el maquillaje y los retoques del diseño gráfico. El diseño gráfico está muy bien, a mí me encanta y hay lugares en los que es muy importante y tiene su lugar.

Pero para vender con palabras, no.

En el contexto de un email, es básicamente lo que te dije al principio:

No puede parecer un folleto publicitario.

Hazlo simple y sencillo. Texto negro sobre fondo blanco. Como si fuera un email que escribes a un amigo.

Particularmente, no recomiendo usar logos, imágenes, botones, vídeos, ni cualquier otra cosa de ese estilo.

Así te diferencias del resto y generas más atención del lector.

4) Mientras más frecuencia, mejor.

Este suele ser un tema súper escabroso para la mayoría de personas. Existe una creencia muy arraigada sobre que si enviamos muchos emails, las personas se molestarán, se desuscribirán o los marcarán como spam.

Esto puede suceder, pero tengo comprobado que ocurre cuando los emails aburren.

Se han hecho muchas pruebas y está demostrado que enviar un email cada día es mucho más efectivo que mandarlos cada 2 o 3 días.

O una vez a la semana, que ya directamente no sirve absolutamente de nada.

Yo mando emails todos los días, tanto míos como de clientes, y sí. Hay gente que se desuscribe y rara vez alguien se queja.

Pero prefiero verlo como una manera muy buena y automática de filtrar los suscriptores y hacer limpieza de lista. Algo que, dependiendo del tamaño, te puede ahorrar unos buenos euros cada mes en tu cuota de la plataforma de email marketing.

Y lo que más me gusta es que se puede vender literalmente todos los días.

Hablando de lo que quieras.

Así que mi mayor consejo es este: manda emails todos los días, entreteniendo a tu público, y haciéndoles pensar de manera distinta. Luego enlázalo con tu producto o servicio a través de un link al final. Sin forzar ni pedir la venta.

Muestra CERO necesidad.

Otras personas preferirán complicarse la vida con funnels, segmentaciones, etiquetas e invertir cientos o miles de euros al mes en publicidad.

Si eso está bien para ti, perfecto.

A mí me encanta tener menos estrés. Así que, si puedo ganar dinero simplificando todo lo posible, mejor.

5) La parte más importante de un email

Ningún correo puede ser igual de efectivo si no se trabaja el asunto.

El asunto es lo más importante porque, si no interesa, llama la atención o provoca algún tipo de reacción en el lector, todo lo que cuentes dentro del email no sirve de nada.

Es tiempo y trabajo tirados a la basura.

Hay mucha gente que explica cómo escribir asuntos para emails, incluso que dan un montón de plantillas para copiar, pegar y rellenar.
Pero, en mi experiencia, esto tampoco sirve de nada a largo plazo.

Te puede dar un punto de partida, pero copiar no es algo que te recomiende hacer.

Este es un tema demasiado extenso, que daría para otro post, así que trataré de resumirlo diciendo que un asunto no tiene por qué ser:

  • Demasiado ingenioso
  • Muy creativo
  • Bonito o estético

Hay una manera mucho más simple y efectiva, que es siguiendo la siguiente fórmula:

INTERÉS = CURIOSIDAD + BENEFICIO

Hay muchas más opciones, por supuesto. Pero todo se basa en lo de arriba.

Mira, te muestro algunos asuntos que he escrito para emails míos:

  • 5 razones por las que persigo las desuscripciones
  • La manera más fácil y rápida para escribir copy
  • Un cliente con chiste y una respuesta sarcástica
  • Pedo, caca, pis (este me hizo especialmente gracia, y tuvo un 52% de aperturas)

Cualquier cosa puede servir, si consigues que genere interés. Ni qué decir tiene que, mientras más y mejor conozcas a tu audiencia, mucho mejor funcionará.

Y antes de terminar este post, me gustaría contarte algo que puse en el título.

Algo referente a la estrategia más simple de la historia del marketing.

Bueno, he probado y he trabajado con muchas estrategias diferentes. Y puedo decir con seguridad que esta que te voy a explicar es, de lejos, la más simple y rápida de poner en marcha.

Y se basa en uno de los principios más antiguos del marketing de respuesta directa…

Construye una lista de emails y véndeles por correo

Ya está, no necesitas más que eso. En serio.

Para poner en marcha esta estrategia, necesitas estos 3 ingredientes:

  • Una página de captación (con algún detalle o lead magnet)

  • Una plataforma de email marketing con la que puedas enviar correos, almacenar los contactos y descargar la base de datos siempre que quieras. (Hay muchas que funcionan muy bien, no me quiero entretener en esto ahora).

  • Una página de venta para tu producto o servicio.

Con esto y poniendo en práctica las ideas anteriores sobre los emails, tienes más que suficiente para montar todo un modelo de negocio en torno a esto.

Te voy a dar un último dato como curiosidad.

Yo no soy para nada fan de hablar de números. Más que nada, porque ese es un tema con el que engañan mucho, y a menudo lo modifican para que “impresione”.

Pero sí que es cierto que, teniendo una lista mínimamente grande y enviando emails a diario, se pueden conseguir resultados muy buenos.

En algún proyecto hemos conseguido facturar desde 1000 hasta más de 3000€ en un día. Durante varios días.

Con solo un email que puedo escribir en 10-15 minutos.

Sin lanzamientos, webinars, masterclasses ni nada.

De verdad, no te cuento esto para alardear ni para prometerte que tú lo vayas a conseguir.

Se puede, eso y mucho más. Pero cada negocio es un mundo.

Es simplemente para que te des cuenta del potencial que tiene la estrategia.

Tanto si te lo quieres creer como si no, ambas cosas están bien.

Y esto ha sido todo por hoy. Me ha encantado echar un ratito agradable. Espero que lo que te he querido transmitir aquí te haya aportado buenas ideas, un punto de vista diferente, o al menos haya servido de inspiración.

Si quieres profundizar y aprender más sobre este tipo de venta, sobre email marketing o redacción publicitaria, puedes pasarte por mi web y apuntarte a la newsletter.

Puedes hacerlo en este enlace:

www.ivanorange.com

Iván Orange.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Save & Share Cart
Your Shopping Cart will be saved and you'll be given a link. You, or anyone with the link, can use it to retrieve your Cart at any time.
Back Save & Share Cart
Your Shopping Cart will be saved with Product pictures and information, and Cart Totals. Then send it to yourself, or a friend, with a link to retrieve it at any time.
Your cart email sent successfully :)

Share This