Causar una buena impresión

¿Imaginas poder caerle bien a todo el mundo?
Como ya sabes, eso es imposible, pero existen algunas sencillas técnicas para causar una buena impresión.

Son cosas sencillas de hacer y que cualquiera puede poner en práctica desde el primer momento.


ESCUCHA AHORA «Causar una buena impresión» en formato audio.


causar una buena impresión

Dicen que sólo tenemos una primera oportunidad para causar una buena primera impresión.

En este programa voy a hablaros de una serie de técnicas contrastadas que funcionan casi en el 100% de los casos.

Son ideas extraídas del libro «Cómo ganar amigos e influir sobre los demás «, de Dale Carnegie.

Es un libro que os recomiendo leer cuando podáis.

Yo mismo he comprobado estas sencillas técnias y efectivamente, funcionan. Son cosas sencillas, que cualquiera de nosotros puede hacer sin esfuerzo.

A veces son tan obvias, que pueden pasarse por alto.

¿Algunas vez te has planteado que el perro es de los pocos animales que no necesitan trabajar para vivir?

Los perros demuestran un cariño sincero y desinteresado por sus dueños.

Se vuelven locos de alegría solo con verlo y cuando los acarician.

Uno sabe que detrás de esas muestras de cariño sincero que nos dan, no esconden ningún interés.

No quieren vendernos nada. Es una alegría y un cariño absolutamente desinteresado.

El perro se gana la vida simplemente con demostrar el amor por su dueño.

Es más, en algunas ocasiones, incluso si el dueño no los trata bien, ellos siguen mostrando ese cariño.

Clave 1. Interésate de forma sincera por los demás

¿A dónde quiero llegar con esto?

En hacerte ver que se pueden ganar mas amigos en dos meses interesándote de verdad por lo demás, que en dos años tratando de que los demás se interesen por nosotros.

Pero este interés debe ser sincero.

Preocuparte de conocer qué les interesa, que les incomoda o les preocupa, son algunas de las formas de interesar de verdad por los demás.

En el campo profesional, por ejemplo, es mucho más fácil conseguir una venta si sabes realmente que es lo que tu publico necesita.

Como todos los vendedores saben (o deberían saber), no es lo mismo tener la mentalidad de intentar vender algo que tener la mentalidad de intentar aportar una solución a un problema.

Con este simple cambio de mentalidad, tu actitud cambia y se enfoca en ayudar de forma sincera a los demás.

Debemos entender una sencilla verdad.

A todo el mundo, sean empleados de una empresa, sean los dueños o incluso a personas reconocidas o famosas, a todos nos gusta la gente que nos admira…

Sentir un verdadero interés por los demás, es sólo el comienzo… Pero también hay que demostrarlo.

Ahora Facebook nos facilita mucho esto…

Cosas tan simples como:

  • Felicitarlos por su cumpleaños
  • Compartir con ellos alguna noticia o anécdota relacionada con lo que le gusta.
  • Comentar algún estado que haya publicado

Un famoso poeta romano llamado Publivio Syro escribió: “Nos interesan los demás, cuando se interesan por nosotros”

Cuando hables con ellos, escúchalos. Y más importante aún. Que se den cuenta de que de verdad los estas escuchando.

No hay experiencia peor, que estar hablándole a laguien y darte cuenta que no te están escuchando aunque te estén mirando…

Eso se nota.

Se aprecia que la otra persona está mas pendiente de lo que te va a decir que de lo que le estas diciendo.

Y eso se corrobora cuando al responderte, te habla de algo que se corresponde con lo que tu le acabas de decir…

Acostumbrarte a ser un buen oyente y animar a los demás a que hablen de ellos, no sólo te ayudará a causar un buena impresión y a caer bien a los demás.

Tambien te aportará una información muy valiosa acerca de la otra persona.

 

Saca ese tema en la siguiente vez que os volváis a ver y él sabrá que realmente te interesas por lo que te cuenta.

Todo esto aporta confianza y buena conexión.

Por tanto, si quieres agradar a los demás, si quieres que tengan una buena impresión de ti desde el principio, no puedes olvidar esto:

“Interésate de forma sincera por los demás”

Clave 2. Sonríe

Como todo el mundo sabe, las acciones hablan mas que las palabras.

Y no hay nada mejor ni un lenguaje mas universal que las sonrisa.

La sonrisa le dice a la otra personas un monton de cosas que casi siempre nos cuesta expresar con palabras.

Una sonrisa sincera dice “me gusta, me alegro de verte, me siento feliz”

Es por eso que los perros consiguen tantos amigos…

Se alegran cuando nos ven, saltan y mueven la cola como locos.

Se alegran de vernos y lo demuestran. Y por supuesto, nosotros nos alegramos de verlos.

La sonrisa de un bebe, o la alegría que muestran los mas pequeños al vernos, tiene el mismo efecto.

Yo puedo haber tenido un mal día, pero te aseguro que cuando llego a casa y mis hijas se tiran a mis brazos con la alegría que les dá verme, te aseguro que mi percepción de ese mal dia se aleja completamente.

Pero eso mismo me pasaba antes de ser padre. Con mis sobrinos por ejemplo… El efecto es el mismo.

Un estudio que se hizo hace muchos años por el psicólogo de la universidad de Michigan, concluyó que la gente que sonríe, trabaja, enseña y vende con mas eficacia…

Y en el terreno personal, tiende a criar a hijos mas felices!

En una sonrisa, hay mucha mas información que en un gesto serio.

Es importante entender que tenemos que disfrutar cuando nos encontramos con la gente, si queremos que los demás se lo pasen bien cuando estén con nosotros.

Si, ya sé que a veces no te apetece sonreír porque los problemas o las circunstancias no te permiten estar en ese estado de ánimo.

Pero esa actitud la puedes cambiar.

Recuerda como hemos dicho en otras ocasiones que no se trata de lo que te pasa. Si no de cómo reaccionas ante lo que te pasa.

Tienes un mal día o una mala racha. No te apetece sonreir porque no tienes motivos para ello.

Vale, de acuerdo. Pero ahora déjame preguntarte algo.

Si permites que eso sea así, qué es mas probable… ¿Qué algo mejore o que siga igual o peor?

Si tienes que ver a un cliente o entrar a una reunión o simplemente estar con amigos.

Si tu actitud es seria e infeliz, ¿vas a conseguir transmitir alegría y positividad? La respuesta es obvia. NO!

Entonces, partiendo de esta obviedad, si quieres que haya un ambiente positivo que propicie un buen resultado, no puedes permitirte mantener esa actitud.

La buena noticia está en que sólo tu tienes el control de cambiar eso.

No lo que te haya pasado o el mal momento por el que puedas estar pasando.

Cambiar de actitud, depende única y exclusivamente de ti.

La felicidad no depende de condiciones externas sino de condiciones internas.

Como dijo Shakespeare, “nada es bueno o malo, sólo nuestros pensamientos hacen que lo sea.”

Entonces, cada vez que salgas a la calle, manten tu cabeza erguida, llena tus pulmones, bebe el sol, saluda a la gente con una sonrisa.

Manten la actitud mental adecuada.

Yo personalmente, tengo la suerte de haber sido criado en un ambiente alegre y positivo.

Por eso quizás, tengo una tendencia natural a mostrar una sonrisa en cada momento.

Tengo malos días, como todo el mundo. Pero he aprendido con los años a relativizar lo malo que me pasa.

 

Entiendo que para la persona que no tenga un carácter así, pueda resultar complicado.

Si tu eres así, te pido algo. Confía en esto que te voy a decir porque es tan verdad como que existimos.

Si muestras una sonrisa sincera, todo irá mejor.

¿No tienes motivos para sonreir y que esa sonrisa sea sincera? Vale. Tómate tu tiempo antes de ver a esa persona.

Reflexiona y busca estímulos que cambien tu estado de ánimo. Recuerda algo que te hace feliz.

Tu perro, la sonrisa de un niño, de tu pareja, un momento de diversión con tus amigos..

Poco a poco tu estado de ánimo cambiará y por tanto tu actitud.

 

De esa forma encontrarás motivos para sonreir, que te permitan ver a un cliente o asistir a una reunión con una simple sonrisa que puede cambiar muchas cosas.

Por tanto, la segunda clave es: Sonreir

Clave 3. Recuerda su nombre

¿No te ha pasado nunca que te han presentado a alguien y después de llevar un rato hablando con esa persona, él te ha llamado por tu nombre y tu no recuerdas el suyo?

En una ocasión escuché que el sonido más importante para cualquier persona, es el de su propio nombre.

Es una forma muy sencilla pero super eficaz de caerle bien a cualquiera. Recordar su nombre.

Cuando haces eso, la persona se siente importante.

Le transmites que te has preocupado por memorizar cómo se llama y lo que suele pasar a continuación, es que esa persona se interesará por recordar el tuyo.

Es más, se sentirá mal por no recordarlo.

Esta cosa tan simple y aparentemente sin importancia, tiene un gran efecto en los demás. Compruébalo.

Es verdad que en ocasiones, cuando nos presentan a alguien por primera vez, no solemos acordamos de su nombre a los pocos segundos.

Estamos mas pendientes de otras cosas.

Lo que queremos decirle, lo que nos está diciendo esa persona, del entorno… Pero como para todo esto, hay técnicas que nos pueden ayudar a recordar.

Lo primero, es ser conscientes de la importancia que tendrá recordar su nombre y soltarlo en la primera ocasión que tengamos durante la conversación.

Si sabemos los importante que es y los beneficios que tendrá, estaremos atentos a su nombre para memorizarlo.

Pero en el caso que por lo que sea, no lo hayamos escuchado bien a la primera, tenemos que pedir que nos lo repita.

Es más, para muchas personas, incluso aunque lo hayan escuchado bien a la primera, es buena idea pedir que lo repitan para que se quede grabado en su memoria

Si no es un nombre muy común , podemos preguntar cómo se escribe y así hacer una fotografía mental de ese nombre escrito.

Durante la conversación, tenemos que repetir varias veces su nombre al comienzo de algunas de las cosas que vayamos a decirle.

No siempre, porque puede llegar a ser hasta intimidatorio e incómodo para esa persona.

Otra técnica para recordar su nombre, es asociarlo a alguien que ya conocemos… Ponle cara.

 

Son sencillas y que si las tienes presente, las puedes poner en práctica hoy mismo y notarás la diferencia.

Te aconsejo que leas el libro de Dale Carnegie “Como ganar amigos e influir sobre los demás”

Subráyalo, toma notas y reléelo las veces que sean necesarias.

Lo descubrí hace ya algunos años y cada vez que lo leo, descubro o recuerdo matices nuevos.

 

Si quieres consultarme tu propio caso, haz clic aquí .

Estaré encantado de poder ayudarte.


Os agradeceré mucho que me ayudéis a crecer suscribiéndose a este podcast, con vuestras valoraciones en Itunes y “Me gustas” en Facebook.

Save & Share Cart
Your Shopping Cart will be saved and you'll be given a link. You, or anyone with the link, can use it to retrieve your Cart at any time.
Back Save & Share Cart
Your Shopping Cart will be saved with Product pictures and information, and Cart Totals. Then send it to yourself, or a friend, with a link to retrieve it at any time.
Your cart email sent successfully :)

Share This